10 preguntas a David Migueres.

Te invitamos a conocer a David Migueres un empresario franco-mexicano apasionado y experto del Mezcal.

David es fiel a sus raíces y a su gente, aunque no nació en México, lo tiene muy dentro en su sangre, porque su madre le enseñó desde pequeño a amar a nuestra tierra Azteca. Ahora exporta a Francia uno de los tesoros más valiosos de la cultura mexicana; el Mezcal y lo hace sin romper con la tradición y sin perder una sola gota de pasión.

Nos tomamos una copa de vino, bueno él un café en una terraza de París mientras platicabamos de su trayectoria comenzamos a descubrir que el Mezcal para él no es solo un producto si no un modo de vida el cual valora y respeta desde ver a la planta del maguey crecer hasta poder beberlo en un bar rodeado de amigos. Los maestros del Mezcal se han convertido en su familia y está muy orgulloso de formar parte de ella.

Con los primeros rayos del sol de verano en la cara y antes de continuar con su dia agitado esto fue lo que nos contó:

 

¿Qué te llevó a Oaxaca?

Mi tío Fernando me llevó a conocer Oaxaca, su cultura y su gastronomía. El Mezcal no fue el
primer motivo de nuestro viaje, pero desde la primera noche en Oaxaca el mezcal cristalizó mi curiosidad. Quería probar todos los mezcales, visitar todas las mezcalerías y conocer a todos los maestros, como una obsesión, pero sana.

 

¿Cuál fue tu primera experiencia memorable con el Mezcal?

Un mesero del restaurante Casa Oaxaca nos aconsejó ir a visitar un palenque (Micro destilería de mezcal) en San Juan del Río, un pueblito en la región de los Valles Centrales.
La llegada al palenque fue difícil, no había concreto en la ruta, había mucho polvo y claro el GPS no conocía la localización. La llegada al Palenque fue mágica, la vista, los colores, olores, la bienvenida de las familias productoras… Fue vivir en retrospectiva un pasado de México que pocos conocen, con poblaciones que producen mezcal de la misma manera desde hace más de 3 siglos, totalmente fuera de la globalización. Platicar con ellos, comer y compartir un buen mezcal fue mi primera experiencia y seguramente la más memorable hasta hoy.

 

¿Quién o qué ha sido tu más grande inspiración?

Me inspiran los emprendedores que logran crecer su negocio con un proyecto que tenga un fuerte impacto social. En el mundo del Mezcal, he tenido la suerte de conocer a grandes seres que ayudan al desarrollo social de las comunidades mezcaleras que hace menos de 10 años vivían de manera muy precaria, nadie les quería comprar mezcal porque era considerado como el alcohol de los pobres. Pienso por ejemplo en Carlos Moreno y en el Maestro Pedro Hernández quienes hoy hacen trabajar más de 20 comunidades y cientos de personas que viven gracias a su labor y su perseverancia. La idea es esa, que todos se beneficien del boom del mezcal, empezando con los productores locales quienes pueden seguir con una tradición que hubiera podido desaparecer sin toda esa gente.

 

¿Cuál es la dificultad más grande que encontraste en Francia para exportar el Mezcal?

Primero, fue encontrar la buena información. Cuando empecé hace 5 años el mezcal ya tenía
algunos años en desarrollo en EEUU y México, pero aún era un mundo muy opaco, sobre todo para la gente que no es de Oaxaca. La idea era encontrar un muy buen mezcal y con un precio justo para todos. Mucha gente se sigue aprovechando de los productores que a veces no hablan español. Yo quería comprar el mezcal directamente a los productores y evitar cualquier intermediario. Fue difícil, muy difícil porque existía muy poca información sobre los palenques y las marcas. Fue un trabajo de varios años y sobre todo muchos viajes a Oaxaca para conocer a las buenas personas. Luego, después de haber logrado hacer llegar el
mezcal a Francia, lo más difícil fue educar al consumidor a esta nueva categoría de espirituosos que pocas personas conocían para no decir nadie conocía.

 

¿Cómo se nutre y sobrevive Mezcal Brothers o La Mezcalería?

El proyecto Mezcal Brothers empezó con la idea de abrir una mini mezcalería en París, pero
con mezcales que importaríamos nosotros en directo de Oaxaca y otros estados mezcaleros. Mi socio Kevin y yo queríamos tener una selección exclusiva y sobre todo porque en ese entonces había muy pocos buenos mezcales artesanales. Los 3 primeros años de MB fue mucha inversión en educación y eventos. Éramos un poco evangelizadores del mezcal. Íbamos de bar en bar con nuestras botellas de mezcal para hablar de él y convertir la gente a este espirituoso mundo. Fue difícil, porque vendíamos muy poco. Ahora ya es diferente. Junto a los otros mezcaleros en Francia, logramos crear una categoría y hacer que el mezcal se vuelva moda en los bares de cócteles. Las ventas mejoraron, ya sacamos el primer libro sobre el mezcal en Francés con una editora grande. Actualmente la Mezcalería está en el top de los mejores cocteles bars de París y la gente consume mezcal. Una gran felicidad para mí poder ver esto.

 

¿Qué consejo darías a un Mexican@ que quiere empezar un negocio en París?

Como lo digo a mis amigos, a final de cuentas, el mezcal es fácil de vender. ¿Por qué? Porque
es un producto único, con una historia fuerte, con mucha humanidad y que es delicioso.
No se necesita invitar o utilizar prácticas de marketing en las que la gente ya no tiene confianza.


El mejor consejo que puedo dar es lanzarse con un producto o servicio que los corresponda, y que nunca se puedan cansar de vender. Si puede ser algo que sea parte de ustedes aún mejor, por ejemplo, que sea relativo a la cultura mexicana. La coherencia es fundamental.

 

¿Nos recomiendas un mezcal que deberíamos de probar?

Pregunta difícil. Escoger un mezcal, es algo muy personal. Según con quien lo bebas o donde los bebas, te puede saber diferente. Sin embargo, según yo, un buen mezcal es, antes que nada, un maestro o maestra detrás de él. Es importante entender esa cuestión del territorio, que no solo es en dónde y con qué se fabrica un mezcal, sino sobre todo quien lo produce. El maestro captura la esencia del maguey para convertirlo en líquido. Entonces, yo bebo lo mezcales de los maestros que conozco y con los cuales he convivido y compartido algo.


Recomiendo los mezcales de la marca y cooperativa Koch. Los de Pedro Hernández (el Espadín), los de Adrián y Lucio Bautista y los increíbles mezcales de Alberto Vásquez. También recomiendo los mezcales del maestro Rómulo Sánchez de la marca Rey Campero.

 

 

¿Por qué es importante trabajar con los fabricadores y artesanos de Mezcal en directo?


Como lo decía antes, muchos empresarios locales y extranjeros han aprovechado la situación de una gran pobreza de muchos mezcaleros para imponerles precios del litro de mezcal muy bajos. Al trabajar con la marca de un productor, sabes por lo menos que el maneja sus precios. También, puedes garantizar que el productor no agrega nada mal en sus mezcales porque la botella lleva su nombre y que necesita tener el mejor mezcal.

 

 

¿Cuáles es tu momento favorito del día?


Me gusta ir muy temprano en la mañana a mi bodega que está en las afueras de París y ver mis mezcales bien colocados en los racks. En la noche, también me encanta ir a platicar a los bares de mis clientes que muchos se volvieron amigos, y tomar un buen mezcal con ellos.



¿Algún empresario o talento mexicano en Francia que no debemos perder de vista?


Conocí muchos mexicanos en París que llevan en ellos el orgullo de ser mexicanos aquí en
Paris. Por mi trabajo, muchos son de la industria de los restaurantes y bares.

Está Enrique Casarubia que ganó el “Bourse Gault Millaut” y que abrió el restaurante Oxte en París en el que hace una comida moderna con toques mexicanos. También Anais Sanchez que es bartender en el muy famoso experimental Coctel Club. También Luis y Rodrigo que montaron Café Chilango y Los Güeros. Me gusta ver que la cultura mexicana sea muy bien representada en Francia gracias a su gastronomía.

 

Dondé comprar el Mezcal de David : mezcal.fr

La Mezcalería : 1k Hotel Paris

13 Boulevard du Temple, 75003 Paris

El Libro: Mezcal l’esprit du Mexique

Nosotras Los Contemporáneos le agradecemos a David Migueres el tiempo que nos dedicó para la entrevista.



 

Leave a Reply