10 preguntas a Gabriela Cambero.

Te invitamos a conocer a una mexicana trabajando en una de las mejores revistas de moda en París.

Gabriela Cambero es una mexicana que trabaja como coordinadora de moda para L’Officiel París y contribuidora de editorial para L’Officiel México. Vivió en México, Londres y ahora reside en París, una ciudad que le encanta.

Fuimos a tomar un café con ella en Les Deux Magots para que nos platicará su experiencia. Desde que comenzamos a platicar con ella nos encantó su actitud positiva y relajada.

Su primer acercamiento al mundo de la moda fue cuando hace unos años vio su primer desfile de Rochas en París. Apasionada por su trabajo, dejó el camino seguro en México para venir a formar su vida profesional en París.

¿Cómo fue que te interesaste por la moda?

Mi mamá es diseñadora así que crecí con mi casa llena de revistas y libros de moda. Siempre estuve obsesionada con las imágenes pero crear ropa yo misma es algo que nunca consideré… quizás es porque les tengo demasiado respeto a los diseñadores y considero que lo que hacen requiere de un talento nato, una verdadera vocación.

 

¿Cuál fue tu primer trabajo en la industria?

Lancé la revista del centro comercial de lujo Andares, en Guadalajara, junto con la directora de marketing, Adriana Menchaca, cuando tenía 21 años. ¡No tenía idea de lo que estaba haciendo!

 

¿Qué diferencia notas al trabajar para L’Officiel México y París?

La principal diferencia es el desarrollo de la industria. En México, todo se siente mucho más informal e improvisado (lo cual tiene sus ventajas pues te da libertad de hacer las cosas a tu modo); mientras que en París, todo está estructurado, hay una forma de hacer las cosas establecida desde hace décadas.

 

¿Cuáles han sido tus influencias?

Mis queridas ex jefas de las que he aprendido tanto: Adriana Menchaca de Andares que me enseñó lo que significa la ética laboral, y Pamela Ocampo de L’Officiel México, admirable por su gusto impecable y por su visión sin concesiones, pero sobretodo, por su generosidad como persona con su equipo y con todas las personas con las que se relaciona.

 

¿Qué es lo que más amas de tu trabajo y cuál ha sido tu mejor experiencia?

Lo que amo es todo mi trabajo como conjunto, ¡amo los lunes! Más específicamente, me encanta estar en sesiones de fotos pues es el momento en el que “se hace la magia” y asistir a desfiles es un sueño hecho realidad. Creo que de las cosas que más me han emocionado es estar invitada al desfile de Christian Dior.

 

¿Cuáles son tus principales fuentes de inspiración?

¡Tengo miles! México, mi país hermoso. Me encanta ir a exposiciones de arte. Caminar por París siempre me renueva el espíritu. Y en mi vida personal, me inspiran mujeres fuertes, con visión, que se cuidan y viven en balance.

 

¿Algunos diseñadores, fotógrafos, estilistas mexicanos, que recomiendes?

Tengo la gran fortuna de ser amiga de los que considero los mejores de la industria en mi país… Mis favoritos son las diseñadoras tapatías Julia y Renata y la diseñadora de joyas Michelle Galindo de Gala is Love. El mejor fotógrafo de moda es sin duda Ricardo Ramos y también me encanta el trabajo de Manuel Zúñiga. Para estilismo, Pamela Ocampo, Mariangeles Reygadas, Juka, Pablo Villalpando. Para el pelo no hay mejor que Manuel Oliva y maquillistas, Claudia Gamiño, Ossiel Ramos y Daniel Avilán.

 

¿Cuál fue el mayor reto que tuviste que enfrentar al venir a vivir a Francia?

Las primeras semanas son durísimas: no conoces a nadie y debes hacer miles de trámites. Ahora lo más difícil es extrañar a mi familia y amigos.

 

¿Qué consejo le darías a alguien que desee seguir tus pasos?

Mucha perseverancia, que nada te desanime y, sobre todo, estar consciente que vas a trabajar muy, muy duro. Creo que mucha gente espera llegar a esta industria y tener una vida de glamour. Es cierto que hay momentos de película pero lo que nadie publica en Instagram son las horas de sudor y lágrimas detrás de éstos.

 

¿Cuál es tu sueño? ¿A dónde te gustaría llegar?

Ser editora en jefe de una revista de moda en París. Nunca ha habido alguien extranjera en ese puesto pero siempre hay una primera vez.

 

Photo by Ariana Garrido

One Comment

Leave a Reply