Una escapada a Pyla-Sur-Mer.

Entre pinos, lavanda  y una bahía que desemboca hacia el Atlántico Pyla-sur-Mer es hoy una de las destinaciones favoritas de los frances.

 

A la entrada de la cuenca de Arcachon hay un pueblo donde los parisinos y bordeleses pasan el verano entero comiendo ostiones, bebiendo vino rosado, haciendo picnics en los bancos de arena, disfrutando de helados italianos por las tardes y haciendo BBQs en las terrazas privadas de sus enormes mansiones.

 

casita

 

Gracias a las nuevas rutas de trenes París-Bordeaux en 2 horas y desde la gare de Montparnasse podemos llegar a Bordeaux. Después tomar el tren local que nos lleva hasta la estación que se encuentra en el centro del pueblo de Arcachon; ahí tomar el autobús número 2 hasta llegar al pueblo perdido entre las dunas de Pyla-sur-Mer.

 

Enormes casas con enormes jardines se pueden apreciar en la orilla del mar y detrás de ellas los árboles entre las dunas. Por tradición las casas son bautizadas con nombres que llevan un  significado familiar o un recuerdo profundo; dicen que esta práctica trae buena suerte a la casa. Las casas están a la renta dependiendo de la temporada.

 

 

¿Qué ver?

 

La Duna

Además del mar. Uno puede escalar una de las dunas más grandes de Francia que al llegar a la cima podemos ver de un lado la bahía, del otro lado el bosque y de frente el mar Atlántico donde jóvenes que vienen de todo el mundo se reúnen para surfear las olas del mar abierto y volar en parapente sobre los pinos. Cursos privados y colectivos de surf están disponibles, la información se obtiene en el centro de Pyla-sur-Mer; Le Moulleau.

 

playita

 

Le Moulleau

El centro es conocido como “Le Moulleau”. Con típicos cafés a la orilla de mar, boutiques de ropa de playa con todo tipo de marcas conocidas, underground, vintage todas seleccionadas por diseñadores locales. Hay una pequeña variedad de restaurantes de mariscos pero ,sobre todo, hay terrazas donde beber cerveza de barril, vino rosado fresco, champagne  y cocktails toda la noche. Los dos más populares son:

 

  • L’Oublié
  • Café Paradiso

 

Por el día dos o 3 puestos de helados italianos y crepas abren para los niños.

 

 

Rentar un barco

Hay que visitar “Île aux Oiseaux” la isla de los pájaros. Desde el puerto pueden rentar un barco y su capitán los puede llevar hasta la isla de los pájaros o a comer ostiones a Cap Ferrer que está justo frente a Pyla.

Algunos barcos conocen  los bancos de arena que forman en medio de la bahía cuando la marea está baja donde se acostumbra  hacer picnics. Es como tener una mini isla privada por unas horas.

 

viewcorniche2

 

¿Dónde comer?

Uno de los mejores restaurantes de Pyla con la vista al mar y a las dunas perfecta es La Corniche. Este restaurante/hotel fue diseñado por Philippe Starck; un diseñador francés que ha revolucionado el diseño interior en el mundo. Cuenta con la mejor vista del lugar y los mejores cocktails. Cabe mencionar que es el mejor hotel para comer de la zona gracias a su fuente de marisco muy lujosa y piscina de agua salada donde se refleja el solo como un espejo.

 

 

La noche

Durante la noche se acostumbra salir cuando aún hace calor y el sol ya dejó de alumbrar. Salir de la casa para beber algo después de cenar. Numerosos bares en el boulevard nos ofrecen una amplia carta de bebidas, música, ambiente, ponches y fiesta para todas las edades.

Le Bal à Papa es uno de los más conocidos por ser el primer bar discoteca del lugar.

 

balapapa

 

Descansar

Y si no faltara más el pueblo cuenta con comercios y tiendas donde los productos son de muy buena calidad y en su mayoría francés. Gracias a esto podemos hacer las compras en bicicleta tranquilamente mientras tomamos el sol.

Las playas son muy tranquilas y el mar, siendo el atlantico, es muy frío y agradable con una corriente que nos lleva de un lado a otro si nos dejamos llevar. Un muy buen ejercicio es intentar nadar en contra de ella.

 

 

Este lugar es mágico, elegante, discreto y típico de una vacación francesa.

 

Phots by Isabelle Teran

One Comment

Leave a Reply